Tecnología

Inteligencia Artificial… Alexa: ¿Me está pasando algo en el corazón?

Desarrollan una inteligencia artificial capaz de detectar un fallo cardiaco sin contacto con el cuerpo y al instante. Se instala en los altavoces de Alexa o cualquier otro asistente de voz. 

El desarrollo de una inteligencia artificial capaz de detectar un fallo cardiaco sin que te muevas de casa abre nueva vía nueva en  la relación entre enfermedad y diagnóstico.

No es la primera que avanza en esta dirección. Han desarrollado dispositivos que permiten la detección de apnea del sueño desde el teléfono móvil y sobredosis de opioides.

Los sistemas se basan en procesos parecidos, la instalación de un hardware en los altavoces de Alexa (o cualquier otro sistema de voz inteligente), que emite señales, similares a un sonar. Estas señales rebotan contra tu pecho y regresan a los altavoces como un eco. De este modo, pueden monitorear en vivo y en directo la respiración y detectar al segundo si algo va mal. Con esta información, es posible prever desde un fallo cardiaco a una sobredosis de opioides.

LA APNEA DEL SUEÑO DESDE EL TELÉFONO MÓVIL

Se trata de una solución sin contacto para detectar eventos de apnea del sueño desde teléfonos inteligentes. El sistema monitorea los diminutos movimientos del pecho y el abdomen causados ​​por la respiración. Funciona con el teléfono alejado del sujeto y puede identificar y rastrear simultáneamente los movimientos respiratorios detallados de múltiples personas. Lo consiguen transformando el teléfono en un sistema de sonar activo que emite señales de sonido y escucha sus reflejos. El sistema monitorea los cambios mínimos en estos reflejos para extraer los movimientos del pecho y detectar cualquier alteración o cambio brusco.

DETECTAR UNA SOBREDOSIS DE OPIOIDES

Otro desarrollo, consiguió un sistema capaz de detectar una sobredosis de opioides solo con el teléfono. Nandakumar et al. convirtieron un teléfono inteligente en una máquina para detectar cambios en la respiración que preceden a una sobredosis de opioides.

Usando un sonar, el teléfono inteligente detectó depresión respiratoria y apnea (falta temporal de respiración) en humanos después del uso de drogas autoinyectadas. También se detectaron cambios respiratorios durante la anestesia general, que simula una sobredosis inducida por opioides, en un entorno clínico.

DETECTAR EN DIRECTO UN FALLO CARDIACO

Esta nueva Inteligencia Artificial (IA)  introduce en los altavoces básicos del ordenador un sonar activo de corto alcance que puede medir la frecuencia cardíaca y los intervalos entre latidos sin contacto.

Estos sensores miden la frecuencia con la que respiras, y si hay alteraciones, puede disparar la alarma.

Cualquier altavoz inteligente como Google Home y Amazon Alexa permiten la instalación del software

En la Universidad de Washington han investigado cómo usar de manera eficiente estos omnipresentes dispositivos parlantes inteligentes más allá de para que nos busquen la música que nos gusta. Y han encontrado la manera de sacarles provecho para la salud.

Uno de los objetivos es monitorear constantes vitales como la respiración y la frecuencia cardíaca y diagnosticar diversas afecciones médicas mediante altavoces inteligentes.

La idea clave es transformar los altavoces inteligentes en dispositivos de sonar activos para realizar la detección inalámbrica sin contacto.

Emitirán señales de sonido desde el altavoz inteligente. Estas señales se reflejan en el cuerpo humano y son recibidas por una matriz de micrófonos. Cuando el cuerpo humano se mueve (p. Ej., Movimiento respiratorio), estos reflejos llegan un poco antes o después, dependiendo de si la persona está inhalando o exhalando.

Así podrán extraer información del movimiento humano sin contacto. Pero no solo si te mueves del salón. Pueden captar movimientos como el de tu pecho al inhalar y exhalar, y así controlar el ritmo de la respiración. 

La sonda activa es un ajuste natural para los altavoces inteligentes, ya que estos dispositivos tienen altavoces de alta calidad y algunos de ellos, como Apple HomePod y Amazon Echo, admiten una variedad de 6-7 micrófonos, que se utilizan para un sofisticado procesamiento acústico de formación de haces.

Sobre la base de esta idea, en un trabajo anterior, mostraron cómo pueden usar esta técnica para monitorear el movimiento de la respiración sin contacto en dispositivos básicos como teléfonos y altavoces inteligentes.

Esta señal de movimiento respiratorio para demostrar la viabilidad de diagnosticar de diversas afecciones médicas como la apnea del sueño , la detección de sobredosis de opioides y la monitorización infantil .

Sin embargo, cuando la señal del corazón es débil y abrumada por la interferencia del movimiento respiratorio, se vuelve un desafío extraer los latidos del corazón individuales en un ritmo irregular que es común en los pacientes cardíacos.

Evaluaron la eficacia del sistema en voluntarios sanos y pacientes cardíacos con diversas anomalías estructurales y arrítmicas que incluyen fibrilación auricular, aleteo e insuficiencia cardíaca congestiva.

Los resultados mostraron que el sistema de altavoces inteligentes fue capaz de calcular la frecuencia cardíaca promedio y la variabilidad de la frecuencia cardíaca con una precisión similar a la de los sensores de electrocardiograma (ECG) y pudo identificar pacientes con ritmos cardíacos irregulares como la fibrilación auricular.

A partir de ahí, si el asunto pinta mal, muy mal, Alexa llamará a emergencias por ti.

Fuente: Inteligencia Artificial – Alexa: ¿Me está pasando algo en el corazón? (quo.es)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s